19 de febrero de 2017

Ecuador en su laberinto

Hoy 19 de febrero, Ecuador elige presidente, estas elecciones pasarían sin pena ni gloria sino fuera por que en ellas se decide si continuar por la senda del progresismo que ha  marcado estos últimos 10 años, o si vuelve el pasado neoliberal que tanto daño le hizo al pueblo ecuatoriano.

Si bien es importante destacar, que el gobierno del presidente Correa ha contado y cuenta con un enorme respaldo popular producto de haber cumplido gran parte de las promesas electorales y haber mejorado la vida del pueblo ecuatoriano, una tarea nada fácil en un país dominado económicamente por una casta oligárquica que ha hecho lo que  ha querido del país en los últimos 200 años de vida republicana, han visto mermado su poder político, y no han dudado de desatar una guerra mediática sin precedentes contra el actual gobierno y su candidato a presidente, el licenciado Lenin Moreno, tan bajo han caído los oligarcas que no han dudado en hacer mofa de la discapacidad de Lenin Moreno, ni en  ataques rastreros contra los demás candidatos del oficialismo, y es que estas elecciones son de vital importancia no solo para la izquierda ecuatoriana, sino en para revertir el triunfo de la derecha en el continente. No en vano Atilio Baron en un articulo publicado en dias anteriores manifestaba con justa certeza que las elecciones en Ecuador seria un nuevo Stalingrado ya que el triunfo al ejercito rojo en dicha ciudad frenó las victorias del nacismo que hubieran llevado a la derrota aliada asi mis mo una derrota en Ecuador serviria de catapulta para la oligarquia boliviana y venezolana deseosas de la derrota de la izquierda latinoamericana y tendrían las manos libres para volver al pasado obscuro neoliberal e incluso con el apoyo mediático para provocar golpes de estado como el ocurrido en Libia y Ucrania y el consiguiente derramamiento de sangre.
Estas elecciones estan marcadas por un enorme trabajo de ambos bandos la derecha no a vacilado a la hora de recurrir a las mas bajas y rastreras mentiras que gracias a los medios de comunicación han intentado infundir el miedo entre el pueblo haciendo pronósticos de una supuesta dictadura, hambre, miseria, pero se les olvida decirle al pueblo que ellos los dueños del país fueron los causantes no solo de las dictaduras si no de todos los males que aquejaban a nuestra nación, hicieron de la política un circo, hicieron del Ecuador su finca privada y de los ecuatorianos sus asalariados, no pensaron que el pueblo elegiría un gobierno del pueblo y eso es precisamente lo que les aterra no duermen pensando en que el proceso se radicalice y el pueblo vea la urgencia de cambiar el sistema económico político y social, no han podido convencer a la juventud, no han podido convencer ni a los campesinos ni a los obreros que hoy votan masivamente por Lenin Moreno, para la derecha el gasto social es derroche de dinero, no piensan ni siquiera ahora en el pueblo, Lasso el señor todopoderoso de la derecha, banquero que tierne dinero en paraísos fiscales y culpable del feriado bancario pretende la privatización de los recursos, la disminución drástica de funcionarios llegando a los 200 000 despidos solo en funcionarios públicos, ningún candidato de la derecha piensa en futuro sino en retroceso, no dudan en afirmar que acabarían con planes educativos del gobierno que han sido un éxito, para volver a la educación mediocre del pasado, lógicamente un pueblo ignorante es fácil de manejar, sus propuestas se centran principalmente en la reducción de impuestos, y es algo normal que un millonario piense en disminuir impuestos, pero lo que no dicen es de donde sacarían dinero para el crecimiento del país, lógicamente disminuirían impuestos pero a las grandes empresas que son suyas, esta demagogia es llevada hasta la saciedad por los candidatos sin ningún escrúpulo, señores de la derecha y dignos representantes de los peor de nuestro país.

Aunque en este momento todavía se sigue votando, estamos seguros que el pueblo ecuatoriano sabrá votar con sabiduría, haciendo valer su voto, votando al futuro y renegando una vez mas del pasado oscuro que nos gobernó, nuestro pueblo es consciente y esta decidido a caminar hacia el futuro hacia la senda del progreso y el socialismo.