24 de septiembre de 2012

Contra el islamismo y contra Maoma que con su pan se lo coma

Desde hace una semana vemos atónitos como gran parte del mundo árabe se ha levantado contra lo que llaman la Blasfemia contra el Islan y Maoma, ante esto no se puede sentir más que asco y verguenza, porque vemos como el mundo ha retrocedido siglos, los pueblo árabes no son reconocidos como naciones con cultura y derechos, eso es verdad, los tiempos de Saladino como caudillo y hombre de cultura, o como tantos otros musulmanes que contribuyeron al desarollo y la cultura de Europa.

Hoy vemos como masas de ignorantes matan, linchan y declaran guerras "santas" a Occidente en nombre de Alá y de su profeta Maoma, y qué motivo ha llevado a tales extremos? Una película sin mayor intereses donde se ridiculiza a Maoma, que verguenza de humanidad, qué retroceso evolutivo y hasta cultural de un pueblo donde la religión y otras drogas colectivas estan por encima del estado y de la ciencia. un estado donde la religión, donde un libro como el Coran es pilar de la sociedad, debe ser combatido por el bien de la humanidad, los pueblos árabes, por ejemplo el Egipto de Nasser era un país donde el extremismo religioso no era tolerado, donde se combatía esas lacras sociales, y vemos como 40 años despues son los integristas los que gobiernan el país no es acaso esto un retroceso?

Nuestra humanidad tiene mil cosas mas importantes por las cuales luchar que contra una burda película sobre un señor de turbante, no soy partidario de ninguna religión todas me parecen degradantes y embrutecedoras de masas, pero acá en Occidente no se ha visto en el último siglo un linchamiento contra gente que ha escrito algo contra la religión, nadie quemó ni torturo a José Saramago por su obra El Evangleio Según Jesucristo, o la Última tentación de Cristo de Nikos Kazanstzakis y así un sin fin de obras que han criticado o han dado una manera diferente de ver al cristianismo, no hay que temer a las represalias de la chusma que asalta embajadas o restaurantes en nombre de Alá, mientras mujeres y niños son masacrados por los imperialistas, no podemos más que insistir en que hay que continuar luchando por una libertad plena, por un mundo donde la religión sea cosa del pasado y perternezca al estercolero de la historia, y para luchar contra ese fenómeno degradante del extremismo religioso no hay más que la cultura, un pueblo entre más cultura tiene menos necesita la religión, menos necesita el embrutecedor mensaje del Coran, la Biblia y otros dsiparates que nos gobiernan a travez del miedo.

Quienes escriben contra Maoma o contra cualquier religión tienen que seguir haciendolo, por que solo así obtendremos la libertad de ser hombre y mujeres que razonan, que piensan que en realidad son dueños de su destino y llegando a Niétzsche decir junto con él que el hombre no será hombre hasta que no haya destruido las cadenas que le oprimen y le convierten en un ser indefenso y estúpido controlado por la religión.

La muerte de Theo Van Gog a manos de integristas fue un aviso sobre esa amenaza que tiene la humanidad, porque ya no es solo el imperialismo norteamericano el que ha creado ese monstruo con la guerra y la miseria sino que desgraciadamente el monstruo ha superado a los maestros.


La libertad tiene que estar pòr encima de todo y de todos y ninguna religión puede estar ni junto ni por encima del estado.