23 de agosto de 2012

Julian Assange, el imperialismo y la dignidad ecuatoriana




Nadie podía imaginar cuando se publicaron en varios diarios del mundo, los documentos desvelados por Wikileaks y su fundador Julian Assange que hoy  los perros del presa del imperialismo se lanzarían a cazar al señor Assange y que un pequeño país sudamericano Ecuador se enfrentaría al imperio británico, para defender su dignidad como nación y su enorme solidaridad con un periodista como quizás pocos rebeldes en el mundo han sido perseguidos.

El imperialismo norteamericano no cesa en su empeño por lograr que el periodista Assange sea extradicado por los británicos a Suecia y posteriormente a Estados Unidos para una vez allí y con un juicio farsa ser condenado a la pena de muerte, el mismo país que se autoproclama defensor de los derechos humanos, de la libertad es el mismo país que organiza guerras y muertes por todo el planeta, y lo que pretende con Assange es silenciar la verdad, silenciar los crimenes que Estados Unidos y sus aliados y lacayos vienen cometiendo contra la humanidad, pero los pueblos se comienzan a levantar y a sacudirse del polvo imperial, Ecuador es un ejemplo de ello.

Ecuador ha dado una muestra enorme de dignidad, de soberanía y de ejemplo no sólo a los pueblos latinoamericanos, sino a los pueblos del mundo, por primera vez en al historia le ha dicho NO a una potencia imperialista, Ecuador sale en las portadas de los periódicos del mundo y todos los medios de comunicación por hacer frente a una amenza de la arrogancia imperialista, seguramente los ingleses pensaron que nuestro país ante la amenaza de asaltar nuestra embajada en Londres cederíamos de inmediato, pero una vez más los imperialistas se equivocan, y comprueban que ya no son tan fuertes como creían, que las amenazas y el chantaje son respondidos con dignidad y unidad de los pueblos.

Pero ya no es solamente la dignidad de nuestra nación, es el golpe recibido por la burguesía criolla de Ecuador que en abierta cruzada contra el presidente ecuatoriano y contra el pueblo ve como el estado ecuatoriano defiende a un periodista, ve como las mentiras de que en Ecuador no hay libertad de expresión quedan desmoronadas ante los hechos que dan la vuelta al mundo y en este momento nadie se atreve a decir que en Ecuador no hay libertad de expresión, es el golpe que recibe de paso el imperialismo yanqui que es quien esta detras de el problema con los ingleses, y ve como ya no es unicamente Cuba su molestia sino todo un continente que ha decidido hacer patria.

Aunque la batalla aún esta lejos de concluir, el hecho de que el señor Assange tenga el asilo concedido por Ecuador es un avance, es un mensaje a todos quienes amamos la libertad a continuar luchando, a continuar golpeando el muro podrido de un sistema que comienza a derrumbarse, que aunque Estados Unidos, Europa y los judíos hayan acabado con pueblos enteros como ejemplos recientes Libia y actualmente Siria la resistencia crece, y nosotros los pueblos del mundo tenemos que seguir por la senda de la lucha por un mundo nuevo, por un mundo donde no haya explotados ni perseguidos, donde los crimenes del imperialismo y de sus acólitos sean castigados, y donde no haya lugar para la mentira, porque los imperialistas son malos hasta para mentir, sino miren los inventos sobre Julian Assange para encarcelarlo, yo me pregunto por qué no hicieron los mismo con Pinochet?  ustedes no se preguntan lo mismo? la diferencia esta en que los cargos contra Assange son inventos del imperio y de la manipulación y los cargos contra Pinochet son verdad demostrada con 17 años de terror y más de 10 000 asesinados.

Popularmente se suele decir que las mentiras tienen las patas cortas, las mentiras del imperio esque no tienen ni patas, pero tienen armas, las armas que masacran naciones enteras, las armas que el pueblo no posee, pero Ecuador ha demostrado que un arma invencible es la dignidad, nuestro tamaño como país, nuestro peso en el escenario de la política mundial comparado con Inglaterra es minúsculo, pero la actuación del gobierno ecuatoriano, del pueblo ecuatoriano han hecho de que se esfumen los mitos sobre el poder de los imperios, hoy más que nunca tenemos que estar unidos, como pueblos que amamos la paz, la libertad y la justicia.