1 de junio de 2011

Daniel Viglietti Por todo Chile



La muerte de Salvador Allende, al parecer no fue un suicidio, sino un asesinato, han tenido que pasar décadas para que sepamos un poco de verdad sobre todos los horrores de la dictadura de Pinochet, y sobre la muerte del compañero Salvador Allende, pero no todo esta claro,ni se sabe cuantos miembros más de la presidencia del gobierno de Allende y personas cercanas fueron asesinadas y se mintió sobre su muerte, como es el caso del ministro José Toha, y de Pablo Neruda, al parecer el gobierno de Pinochet los ayudó a morir, los asesinó.

Mientras se vaya sabiendo la verdad sobres todo esto, los pueblo y sobre todo el pueblo chileno, tiene qe seguirse volcando en juzgar a todos los culpables, la impunidad no puede ser parte de la política de Estado, no solo generales, sino también aquellos que contribuyeron al crimen, aquellos que hoy son políticos de la derecha chilena, aquellos que hoy gobiernan Chile y le dan gracias a Pinochet, todos ellos tienen que ser investigados por su complicidad en los crimnenes cometidos durante la dictadura.

Pinochet murio, pero no por ello tiene todo que quedar archivado, hay muchos, muchisimos más criminales que gozan de la libertad y la vida que negaron a tantos miles de chilenos y lationamericanos.

Los hombres como Allende, ya tienen su sitio en la historia, Allende es de aquellos hombres que murio para ser gigante, para ser eterno, murio por la vida y por la vida vuelve a nacer, y como él todos aquellos caídos en la lucha por un mundo mejor, así nace Neruda, Miguel, Luciano, y miles de miles de combatientes, la lucha no termina, seguimos empeñados y quizas más que antes en construir un mundo mejor, un mundo socialista, un mundo donde las grandes alamedas se abran para que camine el hombre el libre, y es en nuestro continente donde esta la llave, donde esta el nucleo de la revolución, así no podemos olvidar lo que pasó no podemos permitirnos que nuestros hijos no conozcan la historia de este continente, de sus héroes, así sabrán como se lucha, así verán hombres y mujeres que dieron y suigen dando la vida por un mundo mejor. La revolución socialista vendrá de eso estamos seguros, la historia la escribira el pueblo lationamericano, y Allende es pieza fundamental de esa historia de lucha de resistencia y alegria de un continente que lucha por su liberacion nacional y social.

VIVA ALLENDE!!!