4 de mayo de 2011

LA MUERTE POR LA MUERTE

El asesinato de Osama bin Laden ocupa toda la atención mundial, desde que el gobierno de Estados Unidos anunciara su eliminación, poco a poco se van sabiendo detalles de la operación, como por ejemplo que fue asesinado, que estaba desarmado, que su hija de 11 años esta detenida por el eército pakistaní y que será interrogada, que el cuerpo de Bin Laden fur lanzado al mar para cumplir con el rito islámico de dar sepultura a los muertos antes de las 24 horas.

Ahora vamos paso por paso: el asesinato de Bin Laden no crea un mundo más seguro sino todo lo contrario, sin agregar claro que si el mundo es controlado por el imperialismo yanqui, jamás será más seguro, el asesinato de este tipo se salta una infinadad de derechos funhdamentales que todo ser humano tiene derecho como por ejemplo un juicio, para los Estados Unidos sería mas conveniente haberle capturado vivo para poder exponerlo ante el mundo, cosa que no han hecho por que sencillamente destrozaron el cuerpo en palabras de los mismos gringos no pueden mostrar fotos del cuerpo por el estado en que quedo, osea ya podemos hacernos una idea de como quedo.

Segunda cosa importante es el derecho que se auto-asigno el imperio de intervenir en cualquier parte del mundo para acabar con uno de sus enemigos de ahí el hecho de entrar militarmente en Pakistán sin autorización del gobierno de dicho país, una muestra más de la arrogancia imperialista y de su desprecio a cualquier nación del mundo.

Tercero: la detención de una niña de 11 años es una locura desde cualquier punto de vista no se puede detener a una niña por el simple hecho de ser hija de Bin Laden, organizaciones de defensa de niños deberían alzar de voz contra esta salvajada.

Cuarto: se utilizo la tortura para saber donde estaba Bin Laden en mas de 100 ocaciones con un preso de Guantánamo, todas estas cosas demuestran que el mundo no es mas seguro con la muerte de Bin Laden ni que el Nobel de la paz sea precisamente pacifista, solo ha quedado claro la arrogancia del imperialismo, cu hipocrecía respecto a los derechos humanos y su brutal actitud criminal