24 de marzo de 2009

CLASE OBRERA DESPIERTA

Esta crisis del capitalismo tiene que ser el comienzo del fin del sistema y dar vida a una nueva sociedad, somos nosotros los trabajadores, los pobres de campos y ciudades somos quienes estamos pagando las consecuencias de las locuras de un sistema que no tiene razón de ser, que solo llena los bolsillos de los poderoros y empobrece a las grandes mayorías.

No es con elecciones burgesas qe perpetuan la dictadura de la burgesía como tenemos tenemos qe llegar al poder, sino con la revolución, no hay otra alternativa y muchos menos una reconciliación entre las clases sociales, muchos señores de la supuesta izquierda en el mundo hablan de hacer pequeños incentivos al sistema, o de humanizarlo eso es imposible, es un engaño mas de la burguesía contra el proletariado, Marx hablaba de este tipo de situaciones que se producen en el sistema, del ejercito de reserva que tenía el capitalismo en los obreros, osea los que no tenemos trabajo ni medios para vivir, muchos se empeñaron y empeñan en decir que esas ideas, esos estudios no tiene validez en los tiempos actuales, pues hay qe decirles qe solo basta ver como estamos los trabajadores para ver cuanta vigencia tenian y tiene esas mismas ideas.

La revolución es mas necesaria hoy que nunca no podemos seguir con la vacilación ni esperando a que los ricos continuen haciendose mas ricos a costa de nuestras vidas, de las vidas de nuestros hijos, el futuro está a la vuelta de la esquina o mejor dicho al otro lado del muro, aquel muro podrido que es este sistema salvaje que destruye a las personas que nos esclavisa y nos convierte en máquinas de consumo y ahora ya ni eso, no podemos seguir así, al diablo el juego de las elecciones y de la falsa democracia, al diablo el estado que nos oprime, mientras este sistema no caiga no podremos vivir ni tener futuro, es la hora de que corra la sangre de los enemigos del pueblo, es la hora de crear organizaciones revolucionarias político-militares que sí sepan actuar de verdad y no como los sindicaleros que se venden al estado al igual que los partidos aburguesados de la supuesta izquierda traidora a la clase obrera.

La guerra popular es necesaria e inevitable, solo con la violencia organizada podremos responder a la violencia del sistema, no podemos reconciliarnos con nuestros enemigos, como dice el dicho CON LAS TRIPAS DEL ULTIMO CAPITALISTA COLGAREMOS AL ULTIMO FASCISTA.

Queda claro que nosotros los trabajadores, obreros y campesinos no somos los violentos, es este sistema quien nos impone la violencia, es el sistema capitalista quien mata de hambre al pueblo quien nos mantiene en la ignorancia y trata de esclavisarnos aún mas de lo que nos mantenido en la oscurana, la hora de encender los hornos, de sacar los machetes no puede esperar, solo con la organización del pueblo y de fuerzas revolucionarias lograremos destruir al sistema, no creyamos que los capitalistas entregaran el poder por las buenas, para hacer la revolución es necesario empezar a atacar con firmeza y de verdad a este salvaje sistema.

Somos millones, miles de millones los trabajadores del mundo, somos el mayor ejercito de la historia y no podemos esperar a que la muerte venga a por nosotros y no hacer nada, el nuevo orden tiene que empezar a nacer y para ellos hay que luchar, luchar son darles descanso a los capitalistas y a todo su parato represivo y de idiotismo que propagan contra nosotros, pensemos siempre o mejor dicho veamos que ellos se lucran a nuestra costa, que somos nosotros quienes pagamos las consecuencias, y que ya basta de vender nuestra fuerza de trabajo para la riqueza de otros, nuestra fuerza, nuestros brazos y cerebros tienen que servir para la emancipación de la clase obrera, para la gerra de los proletarios contra los burgeses.