17 de agosto de 2008

LAS BOMBAS DE URIBE BALAS





Nuevamente el salvaje dictador, narco, paramilitar colombiano qe dirige el país desde la presidencia, vuelve a matar al pueblo para acusar las FARC-EP con toda la maldad del mundo colocó una bomba causando la muerte de varias personas y dejando heridas a muchas otras.

No es de extrañarnos qe el salvaje estado fascista colombiano arremeta con el terrorismo de estado contra el pueblo, ya hace un tiempo se descubrio qe aqella impactante imangen de una mujer con una bomba al cuello no fue de la gerrilla sino del gobierno en su gerra sucia contra las gerrillas.

Pues ahora nuevamente y con mas descaro acusa a las FARC EP de dicho atentado contra la población inocente, y todos los medios de (in) comunicación le aplauden al criminal de Uribe y acusan a la insurgencia, este mismo criminal qe qiere ser reelecto presidente y seguramente lo sea por la dictadura encubierta de su gobierno y con la ayuda del imperio gringo y europeo.

En la historia de la gerra civil qer vive nuestra hermana y amada Colombia el terrorismo de estado siempre ha sido el medio para intentar controlar al pueblo pero siempre ha sido inutil, hoy mas qe nunca tratan de ahogar en sangre la revolución colombiana por el temor qe significa qe las ideas de Bolivar esten en los corazones y brazos de los gerrilleros farianos y de tantos hombres y mujeres en toda la Patria Grande qe luchamos por lograr aqel sueño de la unidad de la patria con justicia social.

Pero al igual qe cuando estas mismas familias santanderistas traicionaban la causa qe nunca amaron y traicionaron a Bolivar para perpetuarse en el poder y serle fiel al interes del imperio gringo, sigen matando o tratando de matar al pueblo y a sus mejores hijos qe luchan y abren caminos con el fusil en la mano y con el pueblo al lado.

Es muy importante qe nos informaramos mas sobres estos atentados para qe de verdad veamos qien pone esas bombas y qien mata al pueblo ya basta de dejarnos engañar por estos parasitos oligarcas como Uribe Balas y sus paracos